La Historia de Nintendo: Nivel 8 – O sssea, Super Nintendo

¿Es un trasto? ¿Es un robot? ¡No! ¡Es Super Nintendo!

La adorable década de los 80 estaba llegando a su fin. El nuevo héroe de los jovenzuelos no era un superhéroe hipermusculado, sino un fontanero gordinflón, y las madres ya no podían intentar salvar la vida social de sus hijos castigándoles sin consola a jugar al parque: se llevaban la Game Boy. Nintendo lo había conseguido.

La NES había vendido como ninguna otra consola gracias a esa estrategia de Hiroshi Yamauchi que comentamos en otra entrada: las férreas condiciones impuestas por Nintendo a las desarrolladoras impedían que lanzasen juegos para máquinas de la competencia, y encima, Nintendo fabricaba en exclusiva los cartuchos, ponía los precios… hacía y deshacía a su antojo. La competencia acabó llevando a Nintendo a los tribunales, que instaron a Yamauchi y amigos a que pusiesen fin a este Nintendopolio.

En Japón, desde 1987, a la NES le había surgido una dura competidora: el PC Engine, una consola a medio camino entre los 8 y los 16 bits desarrollada a pachas por NEC (una importante empresa informática japonesa) y Hudson Soft que tuvo mucho tirón entre los japos (era inevitable, tenía un catálogo de juegos salpicado de títulos eróticos, de ligue…)

La dura pugna entre Sega y Nintendo por conseguir el héroe más parecido a un mapache

En América, la única empresa del sector que logró mantenerse en la carrera consolera hasta el punto de ir a rebufo de Nintendo fue SEGA (nacida como SErvice GAmes of Japan) con su Master System y títulos como Alex Kidd, que consiguieron buenos resultados, especialmente en Europa.

Aprovechando que Nintendo quizás estaba un tanto relajada en su posición de liderazgo del mercado, SEGA dio un paso adelante y lanzó en 1988 una consola que duplicaba en potencia (16 bits) a la NES: la Mega Drive (Genesis en América).

Que sí, 16 bits, pesaos...

SEGA quería dejar claro que la consola le daba sopas con onda a nivel técnico a la de Nintendo, con lo que la campaña publicitaria de Mega Drive tenía un eslogan de lo más agresivo: Genesis does what Nintendon’t. Qué majos. Y pensábamos que la publi puñetera la inventaron los de Don Simón

Además, el catálogo de juegos buscaba llamar la atención del público apoyándose en nombres de superestrellas: Michael Jackson’s Moonwalker, Joe Montana Football

En Nintendo no podían quedarse quietos si querían mantener su trono, y, aunque en principio tenían la intención de seguir explotando la NES, eran conscientes de que se iba a quedar desfasada técnicamente. Así que empezaron a trabajar en la sucesora de la consola, llamada en principio Nintendo Entertainment System 2.

Algunos bocetos del diseño de la Super Nintendo americana

Yamauchi y cía no dudaron en tirar la consola por la ventana para conseguir una máquina superior a la de la competencia: un procesador de 16 bits no especialmente potente, pero que estaba apoyado por un chip de procesamiento de video con capacidad para mostrar 4096 colores simultáneamente (frente a los 512 de la Mega Drive), un pedazo de chip de Sonydo de Sony (que originó un culebrón del que ya hemos hablado), un mando con más botones (ocho en total, introduciendo los gatillos L y R que ahora son estándar en cualquier mando que se precie) y mejor agarre gracias a un acabado redondeado respecto al del controlador de la NES (“córtame sólo las puntas, por favor”).

Se dice que el cambio del diseño caja-de-zapatos de su predecesora por uno más curvilíneo estuvo motivado por la insensata costumbre de los jóvenes de posar bebidas encima de la NES, con el consiguiente riesgo de accidentes. Por cierto, que vaya usté a saber por qué, el diseño de la máquina es diferente en América, en donde hicieron del morado el color distintivo de la consola y de los botones del mando (cambiando los característicos botones de distintos colores de los modelos japonés y europeo).

Con todos ustedes, la Super Nintendo

Siguiendo su tónica habitual, con el nombre no se rompieron mucho el coco (hasta que se les fundió el cerebro cuando se les ocurrió lo de Wii, claro): Super Famicom en Japón (adoptando oficialmente el popular diminutivo cariñoso del Family Computer), Super Nintendo en occidente.

La Super salió a la venta en noviembre de 1990 (soy un poeta nato) en Japón, donde apenas bastaron unas horas para que se vendiesen las 300.000 unidades lanzadas inicialmente. Se armó tanto jaleo que el gobierno japonés tuvo que pedir pofavó a los fabricantes de consolas que no las lanzasen en días laborables. Es más, se supo que la Yakuza (hasta entonces entretenida con las cartas hanafuda) estaba interesada en trapichear con las maquinitas, lo que obligó a Nintendo a alterar los horarios de distribución para no tener problemas con la familia.

Super Mario World demostró que la Super era capaz de mostrar en pantalla simultáneamente a un señor gordo y a un dinosaurio

La Super llegó a América a mediados del año siguiente, y a Europa, siempre a la vanguardia, casi año y medio después, en abril de 1992. Entre el catálogo inicial de juegos destaca el indiscutible Super Mario World y dos juegos hechos para fardar de “mira qué buenos gráficos hace la consola”: F-Zero y Pilotwings, que utilizaban una técnica gráfica llamada Modo 7 que permitía rotar y escalar fondos para conseguir en juegos 2D una profundidad de aspecto 3D. Como en Super Mario Kart, por ejemplo.

Pero el modo 7 no era la única virguería gráfica de la que era capaz la SNES. Y es que una de las claves de la consola fue que podía ir mejorando sus capacidades técnicas con el tiempo sin necesidad de accesorios externos como esos Mega CD, 32X y demás cachivaches que sacaba SEGA para Mega Drive.

Star Fox: ¡3D sin gafas!

En lugar de eso, las mejoras estaban dentro del cartucho del juego que las necesitase: por ejemplo, algunos títulos incluían un chip acelerador de gráficos llamado Super FX, que permitía a la consola hacer cosas que no podía hacer de serie, como elementos poligonales, estiramientos de sprites, y, en definitiva, maravillas como Star Fox y Yoshi’s Island.

Eso sí, estamos hablando de Nintendo, o sea, que la Super tampoco se libró de recibir accesorios de todo tipo, aunque sin llegar a los extremos de la NES y su robot: la Super Scope (versión actualizada de la pistolita Zapper de su predecesora), o cosas más raras como el Satellaview, un accesorio que permitía conectar a la consola a la televisión por cable (no salió de Japón, por descontado).

Street Fighter II. Hadoken en toda la boca a SEGA

¿Quién se iba a resistir a una campaña publicitaria en el que denominaban a la consola como “el cerebro de la bestia“? La Super fue un éxito. A ello contribuyeron sagas que ya habían tenido éxito en NES y que se consolidaron en la nueva consola (Super Metroid, Zelda A Link to the Past…), grandes desarrollos de empresas externas como Capcom (Street Fighter II), Konami (Super Castlevania IV) y Square (Final Fantasy, Chrono Trigger) o sorpresones como la trilogía Donkey Kong Country, que ayudaron a que la Super Nintendo aguantara el tipo ante la llegada en 1995 de las consolas de 32 bits (Saturn y PlayStation) y rozase los 50 millones de unidades vendidas.

Nintendo ya era, definitivamente, el referente en el mundo del videojuego, pero la guerra de las consolas era cada vez más encarnizada. ¿Cómo iban a poder superar a la Super? La respuesta parece lógica: lo intentarían con la Ultra

——————————————————

Fuentes:

The Ultimate History of videogames (Steven L. Kent, 2001)

History of Nintendo

Nintendo History

Super Nintendo: A Beginner’s Guide

SNES museum

Anuncios

Acerca de Nacho Bartolomé

Periodista. Me gustan las palabras, los juegos y los juegos de palabras.

Publicado el 15 de abril de 2011 en Uncategorized y etiquetado en , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 10 comentarios.

  1. Me ha gustao mucho la entrada. Y tambien me ha enganchado el logo de Nintendon’t de SEGA. Es que la Mega Drive molaba… y molabaaa…! Que por cierto no sabía lo que significaba SEGA.

    Buenas horas me he hechado yo con “el cerebro de la bestia”, pero siempre en casa de un amigo, claro está, no te vayas a pensar otra cosa. Mi historial juvenil es seguero impoluto. Pero juegos como Mario World, los Donkey Kong y otras joyas menos conocidas como Lost Vikings bien merecían la pena.

    • ¡Gracias por comentar, Hakka! Menos mal que con la edad hemos madurado, por aquel entonces ningún seguero o nintendero se arrastraría a alabar los juegos de la otra consola, xD

  2. ¡Gracias a tod@s por los comentarios!

    Sergio, no es raro que te pareciera más interesante el catálogo de la SNES que el de la N64 a priori… realmente, la N64 tuvo muchísimo menos apoyo de desarrolladoras externas que su predecesora, así que, aunque no se quedó sin recibir unas cuantas obras maestras, el catálogo de juegos se quedó bastante más cojo.

    Y sí que es cierto que lo de los japoneses con los lanzamientos de consola es surrealista… las imágenes de Akihabara (el barrio friki-tecnológico por excelencia de Tokio) horas antes de que comiencen a vender algún cacharro nuevo son para enmarcar xD. Menos mal que aquí suelen sacarlas en viernes, para tener todo el fin de semana libre para trastear.

    Moni89, ¡si ya hemos comentado la historia de la Game Boy! Échale un ojo a esta entrada: https://entiendeanintendo.wordpress.com/2011/04/02/la-historia-de-nintendo-nivel-7/

    Yanko, a mí pocas cosas me gustan más que espatarrarme en pijama en el sofá con un buen juego delante. El caso es que con eso de que en la Wii de vez en cuando hay que ponerse de pie a hacer aspavientos para meterte en el juego, a veces acabas más en tensión que relajado :-p

    Esto parece la historia de nunca acabar (y preparaos, que ya se están disparando los rumores sobre una ‘Wii 2’ que presentarían en junio), pero nos sacaremos la licenciatura en Nintenderismo, ¡paciencia!

  3. ¡Esto no acaba nunca ó que¡.Yo a la Supernontendo nunca jugue, entre de lleno con la Super 64. Pero claro no se si llegare a ver tus enciclopedicos comentarios y ya no digamos de la Wii,, pues como no actualices pronto me veo que no lo leo hasta despues del verano.
    ¿Por cierto, como juegas a la consola?. Yo en pijama y me gorrito de ir a la cama. ¡Que mono estoy¡.

  4. Ey, no conocía el logo de a super nintendo.
    Estoy con Mónica, veo que llegamos a Mayo y aún no sé cómo surgió la 3DS, actualiza más rápido 😛

    Por cierto, yo sí me hubiera resistido a esa campaña publicitaria, 😄

  5. Veo que esta historia ya va avanzando pero así no llegamos a la Game Boy Pocket que yo alguna vez todavía uso. Lo que si reconozco es no haber utilizado en mi vida nada de SEGA

  6. ¡Holaa! Absolutamente todas entradas que he leido de tu blog son cojonudas, desde luego, llevo un tiempo sin comentarte pero la verdad es que hace mas ilusion entrar en tu blog tras mucho tiempo y ver que esta repleto de nueva informacion.

    ¡Que grandes juegos los de la Super Nintendo! Aun recuerdo las caras de mis sobrinos cuando les enseñe el Mario Kart, logre tenerlos durante toda una tarde entretenidos sin armar follón, y yo disfrutando como un enano igual de ellos a pesar de que ya soy un mozo hecho y derecho. Y los juegos de Mario y Yoshi les hacían disfrutar y hacían volar su imaginación tanto como los cuentos, pero siendo ellos los que controlaban el avance de la historia.

    ¡Bueno no quiero excedermee! ¡Le dare un descanso al teclado! ¡Y espero ansioso tu proxim a actualizacion sobre la Ultra 64!

  7. Todavía por los 80??? Madre mía, Nintendo no va a llegar al nuevo milenio ni de coooña!! Jajaja. Pues la verdad es que las consolas esas eran las mejores, yo es la única que tenía, la game boy camera, y sin ningún juego más (yo es que ya iba para periodista desde pequeña jajaja).

    Muy curradas tus entradaaaaas!!! QUé tal llevas las vacaciones? Yo estoy ahogada de trabajos, menudo rolloooo…! Pero es lo que hay 😦 ya queda poco sufrimiento, un besoo!

  8. Sin duda alguna, la Super Nintendo era una consolaza con la que yo babeaba a pesar de que ya tenía la Nintendo 64 en mi poder, pero esos juegos en 2D de Super Mario casi que incluso me gustaban mas que los de 3D de la época.

    Y muy curioso lo de prohibir sacar las consolas en días laborables, ¡estos japos si que saben! Lo mismo deberían hacer en este país para que las noches de Champions la gente no se quede hasta las tantas con el partido y luego al día siguiente lleguen al trabajo hechos zombies jeje

  9. Que tiempos cuando sega y nintento competían, quien iba a pensar que sega acabaría sacando juegos para nintendo jaja

¡Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s